Cambiar de hipoteca variable a fija

Muchas familias estudian cambiar su hipoteca ante la subida del euríbor.

Crecen las consultas en el sector para modificar las condiciones de las hipotecas.

La escalada que esta sufriendo el EURIBOR a la alza esta haciendo que las familias se replanteen el hecho de querer cambiar las condiciones de su hipoteca, de un interés variable a fijo.

Es por ello que el sector hipotecario ha empezado a moverse para tratar de anticiparse a un aumento más brusco a corto y medio plazo. La banca y los compradores financieros ya han detectado interés de los clientes por una operación en concreto: convertir su hipoteca variable en fija, algo permitido pero a lo cual debe acceder también la entidad financiera.

SIGUENOS EN FACEBOOK Y DANOS TU ME GUSTA.

El EURIBOR es el índice por referencia de casi el 80% de los prestamos sobre la vivienda en España. Y aunque en la actualidad la mayoría se firman a tipo fijo, antiguamente 9 de cada 10 se firmaba a tipo variable. Fue durante la pandemia cuando por primera vez el tipo fijo superó al variable en cuanto a nuevas hipotecas. Ahora, en vista de la subida de precios de gasolina, luz, alquileres etc… muchas familias no llegan a final de mes, y están consultando COMO cambiar sus condiciones hipotecarias.

EL BCE MUESTRA INTENCIÓN DE SUBIR LOS TIPOS.

Una realidad es que el EURIBOR ha tocado durante muchos meses los mínimos históricos, abaratando préstamos vivos. Ahora el BCE pretende subir los tipos de interés, lo que supondrá una subida de la cuota de las hipotecas a las familias.

SURGEN MUCHAS CONSULTAS.

Existen tres maneras de convertir una HIPOTECA VARIABLE en FIJA. Una es pedir una novación, otra es una subrogación de acreedor y la tercera con la contratación de una nueva hipoteca.

La novación consiste en acordar el cambio de VARIABLE a FIJO con el banco o entidad financiera.

La subrogación, es pasar el préstamo de un banco a otro, lo cual permitiría cambiar la modalidad de VARIABLE a FIJA.  Y por último pasa por firmar de nuevo una hipoteca a TIPO FIJO para cancelar la hipoteca antigua que se tenga, ya sea con el mismo banco o con otro. Todo esto, obviamente se tiene que hacer ante notario.

UN PEQUEÑO DETALLE,

ESTA OPERACIÓN NO ES GRATIS. Si se realiza o formaliza con una novación o una subrogación de acreedor, las familias tendrán que pagar el coste de una tasación, que suele ser de unos 300 euros de media. Además, el banco cobrará comisión por modificación que se lleva a cabo durante los primeros tres años de vida de la hipoteca. Y no olvidemos que si se empieza un préstamo nuevo, los costes aun son más elevados ya que hay más gastos y comisiones que pagar por las diferentes operaciones que el banco realizará.

Entonces, ¿compensa el cambio?

Todo depende de las condiciones de cada familia, siempre teniendo en cuenta que se debe tomar la decisión BASÁNDOSE en su tolerancia al riesgo.

Si pretendes protegerse ante futuras subidas del EURIBOR, este puede ser un buen momento, ya que los bancos ofrecen un tipo fijo bajo. Pero si se prefiérele creer que en los próximos años el EURIBOR aun va a estar en NEGATIVO mantenerse en el tipo variable puede ser también una opción conveniente. Eso sí, siempre que se cuenten con INGRESOS suficientes para asumir un posible encarecimiento de las cuotas por la posible subida del EURIBOR.

Si te ha servido este artículo, deja tu comentario. Y si necesitas asesoramiento, no lo dudes, SUSCRÍBETE GRATIS a nuestra página web rellenando el siguiente formulario. También lo puedes utilizar para contactar con nosotros y  comentarnos tus dudas.

Porque, 

OTRA FORMA DE HACER DERECHO, ¡ES POSIBLE!

ENLACES QUE NO TE PUEDES PERDER: 

¡Ganamos a favor de una empresa!

SUSPENDIDO DESAHUCIO SIN FECHA

¿Cuánto pagó el fondo buitre por mi vivienda?

¿Hablamos de TITULIZACIONES?

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: