IMPUGNAR UN TESTAMENTO

NO ESTOY DE ACUERDO CON EL TESTAMENTO

IMPUGNACIÓN DE TESTAMENTO.

 

¿Quieres impugnar el testamento porque crees que esta mal repartido?
¿Tienes razones para reclamar el testamento?

 

En este artículo te explicamos en qué casos puedes hacerlo y qué necesitas saber.

Es normal que cuando un ser querido fallece, se creen disputas por la herencia que deja. A veces las diferencias familiares, hacen que nuestro ser querido se haya decantado más por otro miembro de la familia, perjudicándonos.

Y aunque es un mal trago, a veces tenemos que ser fuertes incluso en esos momentos tan difíciles para poder reclamar al menos lo que nos toca. Para ello, debemos saber que podemos IMPUGNAR UN TESTAMENTO si esta dentro de éstos casos que vamos a explicar brevemente.

Primero, debes saber que és la IMPUGNACIÓN DE UN TESTAMENTO. Básicamente significa NO estar de acuerdo con lo estipulado por el testador, en todo o en parte.

Ahora bien, es necesario tener base, es decir, tener razones de peso contempladas en la legislación en materia de herencia.

En principio, cualquier HEREDERO puede impugnar. Para eso debes basarte en causas legalmente previstas contempladas que te explicamos a continuación:

El testamento del Testador.

1- El testador no incluye en el testamento a un legitimado o heredero forzoso.

Es decir, que en el testamento falta alguien que tiene que estar si o si.

2- No se respetan las cuotas de legítima.

También en el supuesto de que el testador ( el que dicta el testamento) no haya respetado la cuota que corresponde por legítima a un heredero forzoso, este podrá impugnar el testamento solicitando la parte que le toca.

3- Incapacidad del testador.

Esta es otra de las razones para impugnar el testamento, y es que cuando lo escribió no tuviese capacidad legal para otorgarlo.

Esto ocurre cuento el testador es menor de 14 años o no se encuentra en su cabal de juicio.

«A veces pasa que, cuando una persona está INCAPACITADA, el hijo que se encarga de su tutela y cuidados utiliza su posición para convencer al progenitor para que cambie su testamento nombrándole heredero universal, engañándole o no explicándole el porqué de dichos cambios.»

En esta situación, el resto de hijos podrían impugnar el testamento alegando que el testador no tiene capacidad legal para otorgarlo.

4- Violencia, coacción o fraude.

Si una persona hace un testamento bajo amenaza, intimidación o engaño, el testamento será nulo y podrá ser impugnado.

5- Desheredación injusta.

Si el testador deshereda a una persona sin causa justa se podrá invalidar el testamento.

6- Defectos de forma en la redacción del testamento.

Las formas más habituales de otorgar un testamento son:

Hacer un testamento abierto: El testador le dice al notario su voluntad y éste lo redacta.

Hacer un testamento cerrado: También se hace ante Notario, pero lo redacta el Testador.

Hacer un testamento ológrafo: Lo redacta el propio testador sin intervención de Notario.

Cada una de las formas testamentarias deberán realizarse en base a unos requisitos formales, y el INCUMPLIMIENTO de estos requisitos dará lugar  a la impugnación.

Si has sufrido alguna de estas causas y no sabes qué hacer, no dudes en consultarnos. Te asesoraremos gratis.

SÍGUENOS EN FACEBOOK y danos tu ME GUSTA.

Haz click en el enlace y dale AL ME GUSTA.

OTRA FORMA DE HACER DERECHO ES POSIBLE. 

 

Rellena el siguiente formulario para ponerte en contacto con nosotros, dejar tu comentario, o mensaje privado.

Recuerda rellenar bien el campo de correo electrónico para que podamos responderte correctamente. 

Deja un comentario