64-CÁRCEL POR INCUMPLIR LA ORDEN DE ALEJAMIENTO

¿ SE PUEDE IR A LA CÁRCEL AL NO RESPETAR UNA ORDEN DE ALEJAMIENTO DICTADA POR UN JUZGADO?

La respuesta es obviamente que SI. Se puede ir a prisión por no respetar la orden de alejamiento. Así lo dicta un Juzgado de Primera Instancia. Explicamos la historia con nombres ficticios.

Antonio y Eva eran pareja de hecho hace ya unos años. En los últimos meses Antonio había comenzado a beber alcohol prácticamente todos los días.

La convivencia entre Antonio y Eva ya era complicada como para también sobrellevar los problemas de alcoholismo de Antonio. La pareja estaba ya en sus últimos días.

Entra en nuestro FACEBOOK y danos tu ME GUSTA.

ENTRA EN NUESTRO FACEBOOK Y DALE AL ME GUSTA.

LA DENUNCIA EL PRIMER PASO

La situación ya se volvió insostenible por los reiterados maltratos psicológicos de Antonio hacia Eva. La convivencia había llegado a su fin. Eva contactó con nosotros y mantuvimos una entrevista personal, en donde tuvimos conocimiento de la difícil relación entre ambos.

Por la gravedad de los hechos, acompañamos a Eva a comisaría a presentar la pertinente denuncia. Es el primer paso que se debe de tomar.

Después de presentar la denuncia, la policía tomó la decisión de detener a Antonio. Al día siguiente se celebró un juicio rápido. Habíamos solicitado entre otras medidas cautelares, una orden de alejamiento.

LA ORDEN DE ALEJAMIENTO COMO MEDIDA CAUTELAR

El Juzgado determinó que Antonio no pueda aproximarse a Eva a menos de 300 metros de distancia, durante un plazo de 6 meses prorrogables.

A un mes escaso  de encontrarse la orden de alejamiento vigente, Antonio pasó por delante de  casa de Eva amenazando. Lo que derivó en una nueva denuncia por parte de Eva.

Al no haber testigos, tuvimos que interrogar a Antonio para que en  sus explicaciones hubieran contradicciones y se demostrara la culpabilidad de éste.

En el interrogatorio Antonio sostenía que él no había pasado por la casa de Eva y mucho menos amenazando. Pero después del interrogatorio y escuchando las respuestas incoherentes de éste, quedó más que demostrado que Antonio sí que pasó por la casa de Eva y la amenazó.

La declaración de Antonio y las respuestas que dio fueron más que dudosas entre otros detalles que se tuvieron en cuenta.

Como resultado de la denuncia, el Juez determinó la ampliación  de la distancia  de no aproximación de 300 a 500 metros.

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA.

A 20 días de estar en los Juzgados y de éstos hechos. Antonio fue a casa de Eva, se coló en el patio de la vivienda e intentó entrar en la casa. Eva estaba dentro y fue quién llamó a la policía.

Gracias a la rápida actuación de la policía Antonio fue detenido en el mismo momento y conducido a dependencias policiales.

En el juicio demostramos tanto al Juez como al Ministerio Fiscal, que una persona que incumple una orden de alejamiento dos veces en pocos días, no tiene más que una única solución y es el ingreso en prisión.

Acompañamos a Eva durante todo el proceso. En la violencia de género sabemos que es crucial una buena defensa letrada. Guiamos a Eva por todo el camino judicial y fuimos capaces de impedir males mayores.

Andrés Giordana y Silvia Monfort. Abogados Low-Cost A.G.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *