3- Otra manera de hacer derecho es posible, nuestro trato familiar y personalizado, tus necesidades son las nuestras. TRATO ABOGADO-CLIENTE.

De nuevo aquí intentando compartir la visión que tengo del derecho y de esta profesión que tanto me gusta. Primero por que con la licenciatura “se puede” ayudar a mucha gente.. pero como siempre, uno no hace si no quiere, y sobretodo CÓMO hacemos uso de ella.

La verdad que siempre que he tratado con abogados, me han parecido un poco-demasiado fríos.. esta claro que van por faena y sólo dedican tiempo y recursos a lo que realmente creen que es importante, aunque creo que la falta de empatía pasa factura, tanto a los abogados como a los clientes.

No somos dependientes de una tienda que solo nos dedicamos a cobrar, sino que de nuestro trabajo depende el futuro de las personas con las que tratamos y a veces, creo, nos olvidamos de que nuestro trabajo repercute mucho sobre la gente que tenemos a diario en nuestros despachos.

Es como el efecto mariposa:

“el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo” (proverbio chino) o “el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un tornado al otro lado del mundo”, así como también “El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo”. Esto debe interpretarse de la siguiente manera, imagínense dos mundos posibles casi idénticos, pero en el segundo hay una mariposa aleteando que en el primero no aparece siendo por lo demás los dos mundos idénticos. A largo plazo el mundo con la mariposa y el mundo sin la mariposa acabarán siendo muy diferentes, en particular en uno de ellos puede producirse un tsunami o un tifón que en el otro mundo no se produce.

El término “efecto mariposa” por tanto fue acuñado a partir del resultado obtenido por el meteorólogo y matemático Edward Lorenz, relacionado con la sensibilidad a variaciones pequeñas en las condiciones iniciales, y los efectos sobre la predicción del clima atmosférico a largo plazo.

La conclusión es básicamente, ” algo fácil puede dar en resultado algo muy perjudicial para otros, si no se toma el tiempo necesario de empatizar y ver TODOS los detalles del caso que nos propongan”.

Por suerte en nuestro bufete no pasa eso, y aunque hagámos todos los trámites posibles on-line, no nos olvidamos de las personas, del trato y de los detalles. Creo realmente que es algo fundamental para que ABOGADOS LOW-COST A.G. funcione, y de hecho funciona.

Si tenemos que estar al teléfono colgados media hora, lo estamos, si tenemos que ir a casa de alguien para ayudar con los trámites lo hacemos.. no nos cuesta mucho y nuestro servicio es impecable.

En esta profesión que es tan bonita y que realmente es tan necesaria, se pueden hacer tantas cosas y utilizar de forma correcta y ÚTIL, que no debemos olvidar que no dejamos de ser personas y que nuestros clientes son madres, padres, hijos, tios, sobrinos, amigos y hermanos.

No somos “máquinas” aplicando un mecanismo que se llama “ley”, sino que somos personas para ayudar a otras a salir de entresijos y problemáticas muy complejas que sólo en nuestra profesión y con mucha experiéncia se puede encontrar la mejor solución.

Con todo esto, básicamente lo que intento decir es que hoy en día el mundo jurídico es tan vital y necesario como el sector médico y el educativo.. y que con todo esto aun, nos falta a veces, en muchos despachos, la psicología, que ayuda mucho a saber “escuchar”.. no los problemas de la gente, sino el mensaje de angustia que tienen en su interior y que nosotros como abogados podemos ayudar a quitar peso a esa losa.

Como abogados muchas veces nos tachan de eso, impersonales, mentirosos e interesados.. pero lo que no se ve y hay muchos compañeros de profesión que conozco y sé que actúan de la misma manera que nosotros, y es que a nosotros la gente nos importa, su nivel de angustia podemos llegar a moderar y tranquilizar en cuestión de reglamentaciónes, leyes y procesos.. al igual que hace un psicólogo cuando trata a su paciente y le hace sentir realmente que le importa lo que le pase. Nosotros igual, nos importa lo que te pase, nos importa tu vida y las consecuencias que tiene nuestro trabajo sobre cada una de las personas que entra en nuestro despacho.

Y ya para concluir, solo aplico una frase que siempre me ha gustado y se puede aplicar a todas las circunstancias de la vida: “lo que das, te lo das, lo que quitas, te lo quitas”.

 

Un abrazo para todos y feliz día.

ABOGADOS LOW-COST A.G.

Andrés Giordana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *